Posts Tagged ‘Cómic chileno’

Las Llaves del Reino: El Arte de Locke & Key

agosto 29, 2018

En la Corporación Cultural de Recoleta, entre el 5 de julio y el 10 de agosto de 2012, se realizó la exposición “Las Llaves del Reino: El Arte de Locke & Key”. Esta exposición consistió en un conjunto de trabajos del ilustrador chileno Gabriel Rodríguez para la serie de cómics Locke & Key, co-creada por el mismo Rodríguez y el escritor estadounidense Joe Hill, y publicada en EEUU por IDW Publishing. Entre las obras expuestas habían páginas del cómic (en versiones en blanco y negro y/o en versiones finales a color), además de diseños y otras ilustraciones realizadas como parte del desarrollo conceptual de la serie.

El día que visité la exposición había muy poco público. Ojalá en los otros días la concurrencia haya sido mayor; la gran calidad de las ilustraciones ciertamente lo merecía. Ahora que se ha anunciado que Netflix producirá una serie de televisión basada en Locke & Key, quizás otra exposición en el futuro tendría mayor convocatoria. De todos modos, si se llega a realizar una nueva exposición del arte de Locke & Key en Chile, ojalá el texto de las páginas de cómic esté en castellano y no en inglés, como ocurrió en esta exposición.

A continuación incluyo algunas fotos que tomé de la exposición. Me temo que no le hacen justicia al excelente nivel de las ilustraciones, pero al menos sirven como registro histórico.

 

      

      

      

      

      

      

      

      

      

      

      

      

      

      

      

      

Anuncios

Una Vida a Lápiz

febrero 24, 2014

Folleto de una exposición a la que me hubiera encantado asistir: “Vicar. Una vida a lápiz”. Fue realizada el año 2011, desde el 3 de septiembre al 2 de octubre, en la Corporación Cultural Las Condes (que en ese entonces se llamaba “Corporación Cultural de Las Condes”).

.

Folleto de la exposición "Vicar. Una vida a lápiz"

Folleto de la exposición "Vicar. Una vida a lápiz"…….Folleto de la exposición "Vicar. Una vida a lápiz"

Folleto de la exposición "Vicar. Una vida a lápiz"

Folleto de la exposición "Vicar. Una vida a lápiz"

Folleto de la exposición "Vicar. Una vida a lápiz"

Folleto de la exposición "Vicar. Una vida a lápiz"

La Muerte de Rodrigo.

diciembre 30, 2007

Realicé La Muerte de Rodrigo en 1.999. Entonces hacía años que no hacía un cómic completo, de principio a fin, y quería volver a experimentar la sensación. Pero no quería demorarme mucho ni pensar demasiado, así que decidí hacer un cómic corto, de una sola página, con la primera idea que se me ocurriese. Además, decidí hacerlo en una hoja de cuaderno a líneas, de modo que al que lo viera le pareciera que había sido hecho en algún cuaderno de apuntes durante alguna tediosa clase, reunión o conferencia, para escapar del aburrimiento. Me arrepentí de esto último prácticamente apenas terminé, pero me dio lata hacer todo de nuevo en una hoja de croquis, y además, si lo hubiera hecho el resultado habría sido una copia autoconsciente, forzada y sin la naturalidad ni la energía del original. Y bueno, fuera de ese asunto de la hoja, con el que ya hice las paces hace tiempo, la verdad es que quedé bastante conforme con la obra terminada, a pesar de que sea una soberana estupidez. Me gusta por lo enigmático de la trama: ¿Quiénes son los conspiradores? ¿Quién era Rodrigo y por qué querían matarlo? ¿Quiénes son los buenos de esta historia? ¿Los hay? La única certeza de este cómic es que Rodrigo es, efectivamente, quien muere, ya que el cómic se llama ‘La muerte de Rodrigo’. Hmm… Tal vez debería haberle puesto ‘La Muerte’ o ‘¿La muerte de Rodrigo?’, para que así hubiera dudas incluso de que es Rodrigo quien muere al final. Por otra parte, al agregar esa incógnita al título se perdería el hecho de que el desenlace es anunciado en el título mismo, lo cual es algo que me parece bastante cómico. Pero a parte de esa única certeza, sólo hay misterios y preguntas sin respuestas en esta “historia”. Y lo que más me gusta de todo esto es que yo, el guionista y dibujante, no tengo la menor idea de cuáles podrían ser las soluciones de esos misterios o las respuestas a esas preguntas. Me gusta pensar que David Lynch lo aprobaría.

.

I did La Muerte de Rodrigo (Rodrigo’s Death) in 1,999. At that time, years had passed since the last time I had done a full comic, from beginning to end, and I wanted to experience the sensation again. But I didn’t want to take too long or think too much, so I decided to make a short comic, one-page long, with the first idea that came to my mind. Also, I decided to do it on a copybook page, so to the reader it would appear as if it had been done on a notebook during some tedious class, meeting or conference, to escape boredom. I regretted this practically right after I finished, but I didn’t feel like doing everything again in a white sheet, and besides, if I had done it, the end result would have been a selfconscious copy of the original, without its spontaneous quality and its energy. And well, besides that whole page thing, with which I already made peace long ago, the truth is that I am very pleased with the finished work, despite it being utterly stupid. I like it because of how enigmatic the plot is: Who were the conspirators? Who was Rodrigo and why did they want to kill him? Who are the good guys in this story? Are there any? The only certainty in this comic is the fact that Rodrigo is, effectively, who dies, because the comic is called ‘Rodrigo’s Death’. Hmm… Maybe I should’ve called it ‘The Death’ or ‘Rodrigo’s Death?’; that way there would be doubts even about whether it is Rodrigo who dies at the end. On the other hand, adding that element of uncertainty to the title would eliminate the fact that the outcome is announced in the title itself, which is something that I find pretty funny. But besides that one and only certainty, there are only mysteries and questions without answers in this “story”. And what I like the most about the whole thing is the fact that I, the writer and penciller, don’t have the slightest idea about what could the solutions to those mysteries or the answers to those questions be. I like to think that David Lynch would approve.


A %d blogueros les gusta esto: