Archive for the ‘Ficciones’ Category

Welcome Home, Spidey!

diciembre 10, 2016

Hulk & Spider-Man

Hulk le da a Spider-Man la bienvenida al Universo Cinematográfico Marvel.

Hulk welcomes Spider-Man to the Marvel Cinematic Universe.

De un Hombre a un Dios

septiembre 11, 2016

img_5425

– Aquí tienes tu martillo, Thor. ¿Y bien, qué era eso tan chistoso que me ibas a mostrar?
– Nada. Olvídalo.

———————————————

– Here´s your hammer, Thor. Now, what was that funny thing that you were going to show me?
– Nothing. Never mind.

Meanwhile, in Gotham…

junio 29, 2015

Meanwhile, in Gotham...

El Motivo

octubre 12, 2013

Me parecía que eran el uno para el otro. Me convencí de que si ella llegaba a conocerlo, se enamoraría perdidamente de él.

Por eso lo maté.

La Llamada

septiembre 17, 2013

¿Aló, con Dan Brown? Le tengo una idea para su próxima novela. Imagine que la Estatua de la Libertad es en realidad un travesti, y sólo lo sabe una antigua y secreta cofradía en Francia. Entonces entra en escena Robert Langdon, y… ¿Sí? No, no puedo decirle cómo obtuve su número. ¿Aló? ¿Aló?

Si el Golpe Fuera Hoy en Día

septiembre 16, 2013

Sigan ustedes sabiendo
que mucho más temprano que tarde,
de nuevo,
abrirán las grandes multitiendas
por donde pase el cliente libre,
para consumir una cantidad mayor.

La Botillería El Padrino.

julio 29, 2010

VIÑA DEL MAR, CHILE.

La ciudad de Viña del Mar, capital turística de Chile, se ha visto convulsionada esta semana por la llegada masiva de estrellas de Hollywood. Se trata de algunos de los más connotados miembros sobrevivientes del elenco de la trilogía fílmica El Padrino (The Godfather): Al Pacino, Robert De Niro, James Caan, Robert Duvall, Diane Keaton, Talia Shire, Abe Vigoda, Sofia Coppola, Andy García, Eli Wallach, Joe Mantegna y Dominic Chianese. A la cabeza del grupo ha llegado también el director de la trilogía, el multipremiado Francis Ford Coppola.

Junto a Coppola y el conjunto de destacados intérpretes, ha llegado además un contingente de miembros del equipo de producción de las diferentes películas que componen la trilogía, el cual incluye actores secundarios, productores, asistentes de producción, diseñadores de vestuario, técnicos y un largo etcétera. De esta manera, la reunión se ha convertido en la mayor congregación de artífices de la trilogía, desde el estreno de The Godfather – Part III en 1.990.

Cinéfilos, periodistas, caza-autógrafos y paparazzi de todo el país han acudido en masa a la localidad, ya sea para obtener una entrevista o fotografía exclusiva, o simplemente para admirar a sus ídolos en persona.

Todo este revuelo se debe a la inminente inauguración de la tienda de licores (o “botillería”, como se las conoce en Chile) El Padrino, propiedad del mismísimo Francis Ford Coppola, quien invitó a sus antiguos colaboradores a la ciudad para celebrar la apertura del local.

Después de haber consolidado exitosamente su empresa de producción vitivinícola, Coppola decidió dar el siguiente paso y dedicarse a la distribución de bebidas alcohólicas a escala global, mediante la creación de una cadena de expendios de bebidas que llevase el nombre de la más conocida de sus obras: El Padrino, la saga antiheroica de la familia Corleone.

Como primer paso para establecer su imperio de ventas al detalle, Coppola ha elegido emplazar la primera de sus botillerías en el centro tradicional de Viña del Mar, en la calle Von Schroeders, muy cerca de la ribera del Océano Pacífico.

“En la botillería El Padrino, usted encontrará ofertas que no podrá rehusar”, bromeó Pacino, haciendo referencia a una de las líneas de diálogo más recordadas de la trilogía, durante una cena de gala en el Casino de Viña del Mar, realizada como antesala a la inauguración.

En la misma cena, al preguntársele por qué decidió establecer la primera de sus tiendas en Chile, Coppola contestó: “Encargamos un estudio a una consultora de negocios internacional, y los resultados indicaron que Chile es el mejor país del mundo para instalar una botillería”.

La Dedicatoria.

junio 21, 2008

– ¡Hola!

– ¡Hola! ¿Cómo estás?

– ¿Yo? Bien. Oye, supe que te está yendo súper bien con la novela. ¡Felicitaciones!

– Gracias. Las ventas hasta ahora han sido muy buenas. Ahora mismo vengo de vuelta de dar una entrevista sobre el libro en un programa de radio.

– Tengo una duda… Vi que el libro está dedicado a una Vanessa. ¿Es tu ex?

– Sí, es ella.

– ¿Y cómo terminaste dedicándole el libro a ella?

– Es que si no hubiera sido por ella, no habría sido capaz de escribirlo. Cuando estábamos juntos, yo siempre me quejaba de que en mi pega tenía que escribir puras huevadas por encargo, con temas impuestos por mi editor, y que no me dejaban plantear mis propios puntos de vista, que no tenía ninguna conexión emocional con mi trabajo. Ella me impulsaba a escribir algo que me interesara de verdad, algo que yo quisiera leer. Algo que fuera una verdadera expresión de mi personalidad, un reflejo de lo que hay dentro de mi mente. Yo no tenía la confianza suficiente para escribir una novela, pensaba que sería una pérdida de tiempo, que no tenía nada verdaderamente importante que decir y el resultado sería una pila de superficialidades autorreferentes, en el mejor de los casos. Ella, con paciencia e insistencia me hizo superar todas esas inseguridades. Finalmente me lancé a escribirla, y cuando mi determinación flaqueaba o me bloqueaba creativamente y me daba por abandonar el proyecto, ella me daba ánimo para que continuara escribiendo. Realmente le estoy muy agradecido por todo el apoyo que me dio entonces.

– Te molesta que te pregunte entonces… ¿Por qué terminaron?

– Ocurre que una vez que terminé la novela, le pasé la primera versión a Vanessa para que la leyera. Mientras la leía, se iba poniendo pálida y por momentos parecía que le costaba respirar. Parecía que no lo lograría, pero terminó de leerla entera. La leyó de una sola vez. Se quedó pensativa y silenciosa. Cuando le pregunté su opinión, sólo me dijo que la novela era “interesante”, y luego dijo que estaba cansada y que quería irse a acostar. Pasó algunos días lacónica y algo distanciada de mí, como si estuviera meditando sobre nuestra relación. Finalmente, me dijo que terminaba conmigo, porque no podía dormir en la misma cama con un hombre que había escrito una novela sobre un tipo que secuestra mujeres hermosas, les amputa los brazos, las piernas, la lengua y los ojos, y las usa para masturbarse.

Manolo el Androide.

febrero 27, 2008

El robot Manolo fue desarrollado como parte de un programa emprendido por el gobierno de la V Región de Chile y universidades y empresas tecnológicas de la zona con el objetivo de recuperar la histórica tradición de innovación tecnológica de la ciudad de Valparaíso.

En las imágenes de este artículo, captadas en Valparaíso el año 2.005, Manolo puede ser visto junto a la entrada de las instalaciones del instituto CANCOM. El recinto a simple vista parece albergar una venta de computadores traídos de Canadá y EE.UU., pero bajo esa engañosa fachada se oculta un avanzado instituto de investigación científica y desarrollo tecnológico.

Con la creación de Manolo, Chile se ha posicionado a la vanguardia a nivel mundial en los campos de la robótica y la inteligencia artificial.

Una vez puesto en operación, Manolo asumió la defensa de la ciudad de Valparaíso, labor que ha cumplido con un alto nivel de efectividad. Probablemente el ejemplo más emblemático de su rol como guardián del patrimonial puerto es el titánico combate que libró con el alienígena X-125, al cual derrotó después de horas de encarnizada lucha. El cadáver de la criatura fue colgado en el frontis de CANCOM como advertencia a otros extraterrestres que lleguen a nuestro planeta con malas intenciones, como puede verse en la parte izquierda (en relación al espectador) de la siguiente fotografía.

Desde entonces, Manolo ha continuado cumpliendo su rol de protector del puerto, defendiéndolo de los ataques de las fuerzas del mal cada vez que ha sido necesario, a la vez que manteniendo los daños colaterales dentro de los niveles permitidos por la normativa vigente.

La Muerte de Rodrigo.

diciembre 30, 2007

Realicé La Muerte de Rodrigo en 1.999. Entonces hacía años que no hacía un cómic completo, de principio a fin, y quería volver a experimentar la sensación. Pero no quería demorarme mucho ni pensar demasiado, así que decidí hacer un cómic corto, de una sola página, con la primera idea que se me ocurriese. Además, decidí hacerlo en una hoja de cuaderno a líneas, de modo que al que lo viera le pareciera que había sido hecho en algún cuaderno de apuntes durante alguna tediosa clase, reunión o conferencia, para escapar del aburrimiento. Me arrepentí de esto último prácticamente apenas terminé, pero me dio lata hacer todo de nuevo en una hoja de croquis, y además, si lo hubiera hecho el resultado habría sido una copia autoconsciente, forzada y sin la naturalidad ni la energía del original. Y bueno, fuera de ese asunto de la hoja, con el que ya hice las paces hace tiempo, la verdad es que quedé bastante conforme con la obra terminada, a pesar de que sea una soberana estupidez. Me gusta por lo enigmático de la trama: ¿Quiénes son los conspiradores? ¿Quién era Rodrigo y por qué querían matarlo? ¿Quiénes son los buenos de esta historia? ¿Los hay? La única certeza de este cómic es que Rodrigo es, efectivamente, quien muere, ya que el cómic se llama ‘La muerte de Rodrigo’. Hmm… Tal vez debería haberle puesto ‘La Muerte’ o ‘¿La muerte de Rodrigo?’, para que así hubiera dudas incluso de que es Rodrigo quien muere al final. Por otra parte, al agregar esa incógnita al título se perdería el hecho de que el desenlace es anunciado en el título mismo, lo cual es algo que me parece bastante cómico. Pero a parte de esa única certeza, sólo hay misterios y preguntas sin respuestas en esta “historia”. Y lo que más me gusta de todo esto es que yo, el guionista y dibujante, no tengo la menor idea de cuáles podrían ser las soluciones de esos misterios o las respuestas a esas preguntas. Me gusta pensar que David Lynch lo aprobaría.

.

I did La Muerte de Rodrigo (Rodrigo’s Death) in 1,999. At that time, years had passed since the last time I had done a full comic, from beginning to end, and I wanted to experience the sensation again. But I didn’t want to take too long or think too much, so I decided to make a short comic, one-page long, with the first idea that came to my mind. Also, I decided to do it on a copybook page, so to the reader it would appear as if it had been done on a notebook during some tedious class, meeting or conference, to escape boredom. I regretted this practically right after I finished, but I didn’t feel like doing everything again in a white sheet, and besides, if I had done it, the end result would have been a selfconscious copy of the original, without its spontaneous quality and its energy. And well, besides that whole page thing, with which I already made peace long ago, the truth is that I am very pleased with the finished work, despite it being utterly stupid. I like it because of how enigmatic the plot is: Who were the conspirators? Who was Rodrigo and why did they want to kill him? Who are the good guys in this story? Are there any? The only certainty in this comic is the fact that Rodrigo is, effectively, who dies, because the comic is called ‘Rodrigo’s Death’. Hmm… Maybe I should’ve called it ‘The Death’ or ‘Rodrigo’s Death?’; that way there would be doubts even about whether it is Rodrigo who dies at the end. On the other hand, adding that element of uncertainty to the title would eliminate the fact that the outcome is announced in the title itself, which is something that I find pretty funny. But besides that one and only certainty, there are only mysteries and questions without answers in this “story”. And what I like the most about the whole thing is the fact that I, the writer and penciller, don’t have the slightest idea about what could the solutions to those mysteries or the answers to those questions be. I like to think that David Lynch would approve.


A %d blogueros les gusta esto: