La Botillería El Padrino.

VIÑA DEL MAR, CHILE.

La ciudad de Viña del Mar, capital turística de Chile, se ha visto convulsionada esta semana por la llegada masiva de estrellas de Hollywood. Se trata de algunos de los más connotados miembros sobrevivientes del elenco de la trilogía fílmica El Padrino (The Godfather): Al Pacino, Robert De Niro, James Caan, Robert Duvall, Diane Keaton, Talia Shire, Abe Vigoda, Sofia Coppola, Andy García, Eli Wallach, Joe Mantegna y Dominic Chianese. A la cabeza del grupo ha llegado también el director de la trilogía, el multipremiado Francis Ford Coppola.

Junto a Coppola y el conjunto de destacados intérpretes, ha llegado además un contingente de miembros del equipo de producción de las diferentes películas que componen la trilogía, el cual incluye actores secundarios, productores, asistentes de producción, diseñadores de vestuario, técnicos y un largo etcétera. De esta manera, la reunión se ha convertido en la mayor congregación de artífices de la trilogía, desde el estreno de The Godfather – Part III en 1.990.

Cinéfilos, periodistas, caza-autógrafos y paparazzi de todo el país han acudido en masa a la localidad, ya sea para obtener una entrevista o fotografía exclusiva, o simplemente para admirar a sus ídolos en persona.

Todo este revuelo se debe a la inminente inauguración de la tienda de licores (o “botillería”, como se las conoce en Chile) El Padrino, propiedad del mismísimo Francis Ford Coppola, quien invitó a sus antiguos colaboradores a la ciudad para celebrar la apertura del local.

Después de haber consolidado exitosamente su empresa de producción vitivinícola, Coppola decidió dar el siguiente paso y dedicarse a la distribución de bebidas alcohólicas a escala global, mediante la creación de una cadena de expendios de bebidas que llevase el nombre de la más conocida de sus obras: El Padrino, la saga antiheroica de la familia Corleone.

Como primer paso para establecer su imperio de ventas al detalle, Coppola ha elegido emplazar la primera de sus botillerías en el centro tradicional de Viña del Mar, en la calle Von Schroeders, muy cerca de la ribera del Océano Pacífico.

“En la botillería El Padrino, usted encontrará ofertas que no podrá rehusar”, bromeó Pacino, haciendo referencia a una de las líneas de diálogo más recordadas de la trilogía, durante una cena de gala en el Casino de Viña del Mar, realizada como antesala a la inauguración.

En la misma cena, al preguntársele por qué decidió establecer la primera de sus tiendas en Chile, Coppola contestó: “Encargamos un estudio a una consultora de negocios internacional, y los resultados indicaron que Chile es el mejor país del mundo para instalar una botillería”.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: